cheques de comida

Pues parece que tenemos nueva regulación sobre los cheques de comida, seguros médicos, planes de pensiones, cheques guardería y pluses de locomoción, entre otros conceptos, que las empresas entregan a sus trabajadores como «beneficios adicionales» a su salario.Y es que hasta ahora estaban exentos (hasta un límite) de cotizar a la SS y lo que se pretende es que coticen a la S.S. igual que un salario normal.

 

¿Cómo cambia esto para las empresas?

Las empresas tendrán que pagar el 30% de lo que se ofrece al trabajador que hasta ahora no pagaban. Esto sin duda es un claro desincentivo a estos métodos de bonificación y/o salario en especie.

Me parece que pocos empresarios se sentirán interesados en ofrecer ventajas de este tipo a sus empleados y se optará por ir progresivamente eliminándolas en favor del salario estándar o alguna otra opción que se les pueda ocurrir.

¿Cómo cambia esto para el empleado?

El empleado deberá pagar su parte de S.S. (en torno al 6,7%-7 %) de estos «beneficios» que hasta ahora no pagaban. Es decir, por cada 10 euros, ahora se tendrá que pagar unos 70  céntimos a la S.S. (menos sueldo, ya que se descontarán extras a la nómina)

No parece que para los empleados el cambio de medida les vaya a gustar.

LAS DOS POSTURAS.

A) Es buena medida. A partir de ahora todos estos beneficios se suman a las cotizaciones a la S.S. y por tanto, estamos cotizando más para las pensiones, desempleo, etc… y que en un principio además parece justo, contra aquellos a los que no les dan este tipo de beneficios. Todos cotizamos lo mismo por lo que recibimos. Además se incrementa la recaudación a la S.S., es decir, más dinero para pensiones, etc…

B) Es mala medida. En muchos casos, y más ahora en estos tiempos de vacas flacas, la negociación con la empresa es complicada y es difícil conseguir subidas salariales (a pesar de lo que diga Montoro).

En muchos casos, los sindicatos o los propios empleados, conseguían beneficios adicionales que el empresario aceptaba ya que para él eran más baratos que subir el sueldo en la misma proporción. Ganaban ambos y también ganaban las empresas que vendían estos productos (que también generan, no nos olvidemos)

OPINIÓN: No es fácil decantarse claramente por una de las dos posturas, si bien, creo que es mala idea un cambio tan drástico.

En las empresas que no tengan este tipo de beneficios, no los van a poner ¿Para qué? Se perjudica a las empresas prestadoras de estos servicios.

¿Subirán los sueldos en lugar de esto? No lo creo, la verdad.

Se pierde una valiosa herramienta de negociación salarial y de condiciones de trabajo.

Para las empresas que ya lo tengan, algunas lo mantendrán y asumirán los costes adicionales y los trabajadores perderán un poco de su sueldo neto y otras preferirán negociar con los trabajadores el cambio por dinero. Seguro que muchas darán, por ejemplo, el 75% del valor de los mismos a sus empleados.

Por ejemplo, para 10 euros en cheques de comida, los empresarios se quedan más o menos como están, ya que pagan 7,5 al empleado y 2,5 a la S.S. (aprox.)  y los empleados, cobran en dinero unos 7 euros netos (los 7,50 menos los 0,50 que deben pagar a la S.S.)

Sí que es cierto y tampoco debe olvidarse, que los trabajadores suben sus bases de cotización (importante, como ya hemos dicho para el paro, pensiones, etc…).

Recordar también, que NO AFECTA para nada en el IRPF y ni las retenciones subirán por este cambio, ni se deberá pagar más en el IRPF anual de cada trabajador.

Con todo esto, ¿cual es vuestra opinión?

¡¡¡ venga, a darle a la tecla !!!

¿Te ha gustado? Compártelo. Seguro que a alguien que conoces le interesa...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.