madre blog

 

Madre blog

 

 

 

Un blog es como un hijo…  Mejor como una planta. Que también nace de una semilla (una idea feliz en un día ingrato).

En principio, podría parecer que se pretende hacer un blog de opinión en el que tratemos aspectos generalistas, sin límites, es decir, cualquier tema es susceptible de ser tratado.

Es evidente que hay temas que nunca sacaré (por desconocimiento de los mismos, por supuesto) y temas a los que les dedicaré gran parte de los posts.

Por ejemplo, temas de tecnología, economía, bolsa, deportes tendrán más minutos y también comentaré cosas de creación y mantenimiento de blogs y llevaré un análisis periódico del estado del mismo.

Pero también habrá reflexiones y aspectos más personales y sin duda, el tratamiento será desde una perspectiva personal, por lo que al final trataré que en vez de un blog de opinión al uso, sea un blog de comentarios (uno de los motivos del dominio… otro es que estaba libre… 🙂 ) y siendo de comentarios, todos tendremos razón. Así:

No hay nada repartido de modo más equitativo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente.
René Descartes

El blog crecerá conmigo, por lo que de entrada  seré yo el redactor, pero no descarto en el futuro, dar entrada a otros si llega el caso.

Yo ya regento otro blog, Reducir Gastos que trata de temas de telefonía (más específicamente sobre tarifas y apps ) temas que domino por la ya dilatada (desde inicios del 2000) experiencia en este mercado.

¿Porqué entonces otro blog y porqué ahora?

Como ya he dicho la decisión de empezar ocurrió en un día ingrato.

El lunes 7 de Octubre estando mi madre en el hospital, comenté con ella varios de mis proyectos de futuro.

Hablé con ella sobre mis peques, la posibilidad de cambiarme de casa, mis expectativas de trabajo y de refilón, le conté la idea de hacer un blog más personal.

Ella me escuchó con gran atención y estuvimos comentando varios detalles de algunos de estos temas. Al tema del blog no le di más importancia entonces.

Al acabar me dijo: “me parecen todas unas buenas ideas, hijo”  y se durmió (ya era tarde).

Ese lunes y esa fantástica conversación, fue un regalo que me fue concedido, ya que ella no volvió a hablar y el miércoles 9 falleció.

A la mañana siguiente, frente a ella, recordé la conversación y tras muchas lagrimas, me salió una leve sonrisa. “Así son las madres”, pensé:  “siempre dando más”.

¿Porqué ahora?

«Porque lo necesito».

¿Porqué otro Blog?

«Porque es una buena idea».

Un blog es como un hijo… no, en este caso, este blog, es como una madre

 

Gracias mamá, por serlo siempre.

 

¿Te ha gustado? Compártelo. Seguro que a alguien que conoces le interesa...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.